Sobre lo que quiero decir y no puedo: es usted hermosa.

Pensamientos: subir a un escalón más próximo a su belleza intelectual y mística.

Sentimientos: Vivir en otro universo ante la magia de su sonrisa.

Momentos: el saludo distante que alimenta a la fábula y a los instantes eternos.

Motivaciones: Sonreír ante su mirada, depositando la fe en todas las criaturas de la Tierra.

Sueños: Tomar su mano sin miedos y esperar una cachetada imaginaria, solo para atravesar complicidades de ternura.

Esperanzas: Buscar una sempiterna sincronía bajo el manto de la poesía.

Alegrías: Verla brillar feliz e hipnótica hasta por debajo de la mascarilla.

Tristezas: cercanas lejanías y reconocer palabritas que encierran sentires más profundos, en silencio.

Deseos: Abrazarla en compensación por aquel tiempo avaro en donde nuestras respectivas órbitas no giraron en la misma galaxia. Aunque las leyes no sean retroactivas, nuevas certezas permiten otras cláusulas que trascienden posibilidades, tácticas y estrategias en un propio tic tac de los cronopios.

Divagaciones: Darle un beso puro solo desde el aire, para el deleite de los ideales azules.

Ensoñaciones: Viajar sin brújula hacia nuevos horizontes, entre pajaritos rojos y azules.

Filosofía: Vivir = Su corazón feliz, su alma feliz. Resultado: Poetas felices, bohemios felices.

Moraleja: Respetar cada rincón de su ser sin miedo a fronteras, para seguir brillando junto al Sol.